El camino a una vida más simple pasa por la biblioteca (pública, escolar, universitaria…)

Los libros son costosos, cada vez más por lo que vemos en el “floreciente paraíso” neoliberal de la baja era Trump. En la loca carrera armamentista en la que las grandes potencias parecen estar enzarzadas, carrera que tiene consternado al mundo, las armas para el pensamiento -los libros- también sufren de una alza de precios indiscriminada.

Con algo de suerte se puede tener, sin embargo, acceso gratuito a miles de libros en una biblioteca pública. Considerése usted sumamente afortunado si hay una biblioteca regularmente surtida, en un radio de 500 metros del sitio donde usted vive.

Ojalá también pueda dedicar un par de horas a la semana -al menos- para visitar su biblioteca, haciendo de lado la pesada carga de trabajar sólo para obtener los recursos económicos indispensables para sobrevivir. Si aprovecha lo que encontrará en la biblioteca, posiblemente en menos de lo que imagina podrá mejorar sus ingresos, sus relaciones familiares y su vida personal en general.

Si no hay una biblioteca pública debidamente surtida en sus inmediaciones, es hora de empezar a solicitar una, lo que puede hacer la delicia de los niños y jóvenes de su familia y las que habiten en los alrededores.

Según recuerdo, CONACULTA considera que debe haber una biblioteca pública con 5,000 volúmenes, por cada 10,000 habitantes.

Hay que pedir -a los diversos poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) y niveles (municipal, estatal y federal) de gobierno, que hagan realidad esa sabia intención.

Con la red Internet es posible crear una biblioteca personal totalmente digital, aunque para aprovecharla es necesario acostumbrarse a leer en la pantalla de teléfonos, tabletas y computadoras.

Dada la contracción económica real que se vive en el mundo contemporáneo, cada vez más jóvenes y adultos consideran como una opción de vida el minimalismo, la reducción y simplificación en cuanto al número y variedad de las pertenencias personales.

Para todos ellos, las bibliotecas serán de una gran ayuda, dejando a los bibliotecarios la tarea de reorganizar todos los libros que deseen leer.

Además, la biblioteca contiene por lo general material que permite ahorrar, sustituir, optimizar, reducir, reciclar y reutilizar infinidad de elementos de nuestro entorno, lo cual también hace de la inversión en bibliotecas una de las jugadas más inteligentes hacia la sustentabilidad medioambiental.

Menor volumen de basura, menor consumo compulsivo, menor acumulación de objetos innecesarios, mayor satisfacción por la posibilildad de aprendizajes constantes y por compartir, vender o regalar lo que ya no necesitamos, y la certidumbre de que todo ello tendrá un efecto positivo en el ambiente, seguramente hará rabiar a algunos gruñones en el mundo.

¡Con que “inglés”…!

“Los niños y niñas de clase trabajadora y minorías, y quienes tienen necesidades educativas quedan cada vez más reducidos a un gueto en las escuelas con pocos recursos. Este sistema refuerza los privilegios de aquellas familias capaces y bien preparadas para hacer frente a las complejidades del sistema. La consecuencia es que estamos asistiendo a una recomposición del tipo de clases sociales o grupos socioeconómicos que optan por una u otra red. Asistimos a una “fuga de blancos” hacia la concertada y privada, de buena parte de quienes pertenecen a los grupos con mayor nivel cultural, concentrándose en la pública un mayor porcentaje de alumnado repetidor, con dificultades y de minorías étnicas.
“Esta es la razón fundamental de la consolidación de una imagen de “excelencia” de los centros privados subvencionados con dinero público. No se ha debido a una mayor calidad de la enseñanza, ni a una mejor formación de su profesorado, sino a los criterios de control que rigen su práctica, y a un funcionamiento regido por principios neoliberales que les permiten aparecer como instituciones más competitivas y eficaces, en el sentido de “más vinculadas al mercado”. Sus planes académicos se orientan cada vez más al mundo laboral, a formar eficazmente para el trabajo especializado, a introducir los idiomas que serán relevantes para el mercado [inglés, según Nuño], a suprimir la formación filosófica o humanística, priorizando la técnica y utilitaria, a presionar con el cumplimiento de los tiempos y de los programas, considerando la atención a la diversidad como un problema y un entorpecimiento de la eficacia instructiva. Y las familias acogen de buen grado estas exigencias, buscando con ello la manera de aumentar al máximo las posibilidades de sus hijos o hijas en el mercado del empleo.”

REFERENCIA: Díez Gutiérrez, Enrique Javier (2010). La globalización neoliberal y sus repercusiones en educación. REIFOP, 13 (2), 23-38. (Enlace web: http://www.aufop.com/ – Consultada en fecha (13-04-17)

Tan importantes como estrellas de futbol

​–No invertir en investigación y educación es un mensaje para la población; se le dice que eso no es importante. Si los gobiernos no consideran a las ciencias y las ingenierías relevantes, la población tampoco lo hará. En cambio, si aquellos cambian su punto de vista e invierten, la percepción de la gente puede cambiar. Si el gobierno quiere invertir, podría, por ejemplo, dar más premios en ciencia y tecnología, con lo que lograría que los jóvenes piensen que un científico puede ser tan importante como una estrella de futbol.

El decaimiento nacional, disfrazado de mágico desarrollo electorero, está más que diagnosticado por las palabras de Jerome Friedman y que se reproducen arriba como las publicó hoy el periódico La Jornada.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2017/04/06/ciencias/a02n1cie

Alfabetización informacional para Cuerpos Académicos

En este año 2017, la vasta problemática social, económica, cultural, ambiental que atraviesa el país y particularmente la desgracia en la que parece encontrarse el estado de Veracruz, constituye indudablemente una realidad dolorosa y lamentable.

Cuando -a todas las personas informadas que conozco- les lanzo la pregunta “¿Ya habremos tocado fondo?”, la respuesta invariablemente es: “No”.

Dicha problemática demanda de los veracruzanos en general, y de los universitarios en particular, el poner en juego nuestras capacidades para investigar y generar soluciones a dicha realidad, que pueden ir de la mesa del café y la servilleta a proyectos viables y probablemente exitosos en lo educativo, lo cultural, social y económico.

Dado que la alfabetización informacional es la base de los procesos de búsqueda, recuperación, evaluación y organización de información para la mejor toma de decisiones, hemos emprendido la creación de una serie de videos que ojalá contribuyan a que los cuerpos académicos de nuestra universidad alienten entre los estudiantes -o a que los estudiantes universitarios se alienten a si mismos- a explotar los tesoros bibliográficos con que cuenta nuestra casa de estudios, para un paulatino pero seguro mejoramiento colectivo.

01 Presentación

02 Marco para la Alfabetización Informacional en educación superior

03 Normas para el acceso y uso de la información en educación superior

04 Modelo DICS

 

¿Qué hubieran hecho ustedes?

Varias respuestas son posibles ante el planteamiento retórico de quien no pudo hacer otra cosa que clavar un gigantesco puñal económico por la espalda a la nación mexicana: incrementar brutalmente el costo de las gasolinas, recurso que resulta indispensable a lo largo y ancho del cuerpo social para la movilidad de personas y mercancías, es decir “la energía” que permite moverse a la sociedad.

Los efectos en cascada están por venir, y lo único que se le ocurre decir al presidente es lanzar retóricamente un: ¿qué hubieran hecho ustedes?

  1. Ponerse a leer. Leer tres diarios, al menos, cada día, permite formarse un punto de vista, si no totalmente objetivo y certero de la realidad, servirá al menos para contrastar el punto de vista propio con otros, tener acceso a ideas que pueden ayudar a tomar mejores decisiones. Vale lo mismo para tomar cursos, capacitarse, aprender, alfabetizarse para entender los problemas, conocer las experiencias de otros países, proponer soluciones reales.
  2. Consultar con expertos. Hay expertos en las Universidades públicas y privadas que le habrían advertido de las consecuencias del “gasolinazo”, específicamente le habrían advertido que mezclar el gasolinazo con la actuación de grupos de interés para aparentar saqueos masivos, es una combinación pésima y denota el afán de suprimir garantías constitucionales y el derecho ciudadano a la protesta legítima.
  3. Legitimar los procesos electorales. Dado el origen discutible de la investidura presidencial, aparentemente fruto de la compra de votos, con tarjetas tipo Monex y Soriana, debería haberse transparentado el gasto de los partidos que mosquean alrededor del partido en el poder, para quitarle el velo de ilegítimo a quien toma decisiones tan lesivas para la vida del país.
  4. Frenar todas las reformas y convocar a una Asamblea Constitutiva Nacional, para la reconstrucción integral del país, que se ha desmoronado a lo largo de cuarenta años de políticas neoliberales salvajes.
  5. Construir al menos una refinería, aprovechando que ya está la barda multimillonaria que levantó como pudo Felipe Calderón, y producir más gasolinas nacionales, para dejar de depender de la importación a alto costo de las mismas.
  6. Meter en cintura a toda la clase privilegiada, bajar los sueldos de magistrados, legisladores y secretarios, así como la runfla de zalameros que los acompañan en actos protocolarios, para ahorrarle miles de millones de pesos al erario público y destinar esos recursos a crear las soluciones energéticas que México requiere, empleando la ciencia  y la tecnología en energías alternativas.
  7. Dejar de acosar a los maestros de México, que tienen en sus manos cada día la única esperanza de que algún día nuestro país deje de ser el traspatio de Estados Unidos de América.
  8. Dimitir, por inepcia.

Chispas de esperanza: Radio Tlayuda, El Mitote…

Es una grata sorpresa encontrar proyectos autónomos, libres, comunitarios, en la mismísima base social, fuera de los mecanismos de control y coherción del Estado, autofinanciados, como éstos, que apuntan a una forma de conciencia que integra ciencia y humanidades, arte y conocimiento originario, que constantemente se está perdiendo.

Las Radios Comunitarias deben su existencia la necesidad de conocer y de conocerse de grupos humanos específicos, localizados puntualmente en el tiempo y el espacio, pero que a través de la voz y de la red, entran en contacto con otras comunidades homólogas en otras partes del país y del mundo.

Radio Tlayuda

https://radiotlayuda.wordpress.com/

El Mitote

https://elmitoteradio.wordpress.com/

En el caso de Radio Tlayuda, es un proyecto relacionado con la Universidad de la Tierra, en Oaxaca (http://unitierraoaxaca.org/).

Es una grata sorpresa además, descubrir, que estos  proyectos se apoyan en herramientas como WordPress, que es la que también, desde 2008, se emplea en Kaniwá, blog sobre bibliotecas y educación, conocimiento y cultura, editado en el estado de Veracruz.

 

Nuevo año con mayores problemas

Nota: Año con año el sistema tecnoindustrial introduce nuevas y -se alega- mejores sustancias al medio ambiente, bajo la premisa de que no tienen efectos nocivos en el entorno. El caso -que menciona el autor de la nota que se transcribe- del glifosato, ha generado una enorme polémica en la que han tenido que intervenir organizaciones del calado de la OMS y la UE.

Por Iván Restrepo (La Jornada)

Mientras el presidente Peña Nieto descansa jugando golf en exclusivo resort de Nayarit, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, sostiene que el aumento del precio de las gasolinas y el diésel no debe asustar a los consumidores, porque con el nuevo esquema se divorciará el precio del petróleo de razones tributarias o políticas. Y que veremos en consecuencia, momentos y días donde suba, y momentos y días donde vuelva a bajar. En cuanto a la inflación, no será grave; estará bajo control. En medio de tanta inconformidad ciudadana, los legisladores federales se fueron de vacaciones y con buen aguinaldo, pagado con nuestros impuestos. Terminó 2016 con los peores augurios para el nuevo año y sin que sepamos cuántos murieron en el mercado San Pablito, en Tultepec. Mientras, las autoridades investigan la causa de la tragedia (apunta a corrupción y fallas en los sistemas de seguridad), queda para la historia el vergonzoso papel del gobernador del estado de México, Eruviel Ávila, que aprovechó la tragedia para hacerse publicidad.

Y mientras los columnistas de los medios impresos y los noticiarios de la televisión más afines al gobierno ocultan la irritación por el aumento de la gasolina, nada dicen nuestras autoridades de los sobornos pagados en México por Odebrecht, el gigante brasileño de la construcción. Gracias a una corte federal de Nueva York, se supo que entregó por lo menos más de 10 millones de dólares a funcionarios mexicanos a cambio de contratos de obra pública. Entre los que recibieron sobornos figuran algunos directivos de Petróleos Mexicanos. ¿Y los demás corruptos?

La lista de empresas que han dado también sobornos la engorda Teva Pharmaceutical Industries, con sede en Israel. Tuvo que pagar 519 millones de dólares a las autoridades de Estados Unidos para resolver lo mejor posible una investigación sobre sus prácticas irregulares de mercado y ventas en nuestro país, Rusia y Ucrania. Teva es el mayor fabricante de medicamentos genéricos del mundo, y en sus negociaciones para dar por terminado el problema con la justicia del vecino país, sus directivos reconocieron haber sobornado a médicos al servicio del gobierno mexicano. Por lo menos desde 2005.

Sobre este caso, también silencio sepulcral de nuestras autoridades.

México comienza el año con una mayor extensión de áreas naturales protegidas en tierra y mar. Suman 181, pero de acuerdo con la dependencia responsable de ellas, para garantizar su buen manejo se requiere casi el doble del presupuesto actualmente aprobado por el Congreso de la Unión. Si hubiera dinero suficiente, sería posible contar con más personal capacitado y salarios decorosos. Además, urge resolver no pocos conflictos existentes con las comunidades que viven en dichas áreas, y que la mayoría de las veces no fueron consultadas a la hora de convertirlas en protegidas.

Tampoco comienza bien el año en Yucatán, donde el gobierno estatal declaró su territorio libre de cultivos agrícolas genéticamente modificados, mejor conocidos como transgénicos. Lo hizo para proteger, entre otras actividades, la apicultura, actividad muy importante en dicha entidad. La Presidencia de la República demandó ante la Suprema Corte de la Nación dicho decreto por violar la Constitución política del país. Alega que la medida del gobierno yucateco no contó con el aval de la Secretaría de Agricultura federal. Ésta, como se sabe, favorece la siembra de transgénicos. Organizaciones agrarias, grupos científicos y defensores del medio ambiente y los recursos naturales han advertido que la presencia de cultivos transgénicos, como la soya, conlleva un paquete tecnológico del cual hace parte, destacadamente, un agroquímico con bien ganada mala fama internacional por sus efectos nocivos en la salud humana y el ambiente: el glifosato.

El editor Andrés León Quintanar me dijo hace cuatro años que este sexenio terminaría en medio de una gran crisis, que el PRI y sus aliados le causarían al país enormes daños económicos y sociales. Le critiqué su pesimismo. Hoy reconozco que tenía razón.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2017/01/02/opinion/014a2pol

Recomendamos la lectura siguiente:

 

Los rostros de la posmodernidad: la cultura narcisista

Reproducimos íntegramente el texto publicado este fin de semana en La Jornada, por considerar que esta clase de estudios en la convergencia de la sociología, la psicología y las ciencias de la comunicación y la información, parecen ir arrojando sobre los procesos complejos de la política, la retórica del poder y el papel de los medios de comunicación en la subyugación económica de las masas.

Por Mario Campuzano (La Jornada Semanal)

En un artículo anterior sobre la agresión señalábamos que un impulso como la agresividad es normal y necesario para la supervivencia individual y de la especie, pero requiere del encauzamiento adecuado en el proceso de educación familiar, escolar y de socialización en general. Por eso la expresión de la agresión se vuelve un asunto delicado y exigente: requiere ser pertinente en la situación; de intensidad adecuada al estímulo, realista en cuanto a la correlación de fuerzas, utilidad y viabilidad, y con formas culturalmente adecuadas, etcétera. Estos procesos de educación de la pulsión agresiva se llevan a cabo, de manera importante, por medio del aprendizaje y la modelación interpersonal y social, así como por la internalización de reglas e ideales respecto a su uso en el cual pueden alcanzarse modalidades equilibradas o, por el contrario, de exceso, inhibición o impulsividad.

En la búsqueda de ese equilibrio resulta de fundamental importancia la neutralización de la pulsión de muerte mediante la libidinización de la misma, según la teoría clásica, o la elaboración de la rivalidad edípica y fraterna, según teorías recientes complementarias, a fin de permitir un buen equilibrio de los polos de competencia/cooperación, sin dominio, rivalidad o destructividad en relación a los otros. Esto requiere un segundo punto de equilibrio: el de un narcisismo normal que no esté devaluado e inhibido, como una situación extrema en la línea del déficit, pero que tampoco esté en el polo opuesto de sobrevaluación, de grandiosidad narcisista.

En este último caso, de grandiosidad narcisista, las personas tienden a estar centradas en sí mismas y no son capaces de atender las necesidades de los demás a quienes tienden a explotar en su beneficio. Suelen exaltarse a sí mismas y devaluar a los demás, lo cual les crea dificultades para la cercanía, profundidad y compromiso en las relaciones afectivas.

La cultura del narcisismo

Christopher Lasch, un historiador estadunidense que investigó los cambios de la familia de su país en los últimos cien años, descubrió que en la década de los setenta se había dado un cambio radical en las familias y en la cultura: el surgimiento de un acentuado y generalizado individualismo acompañado de una exaltación grandiosa de la visión de sí mismo que consideró una verdadera “cultura del narcisismo”, término que dio título a un trascendente y difundido libro que publicara en esa misma década.

Esa obra generó brillantes reflexiones en los filósofos contemporáneos, que han abordado el tema de la postmodernidad y el neoliberalismo con sus nuevas técnicas de poder y control social, como Lipovestky (La era del vacío) que percibe el cuadro del cambio cultural postmoderno manifestado por el incremento del individualismo con un corte narcisista, hedonista y seductor propio de la época de consumo de masas, que conduce al relajamiento de los lazos sociales y los vínculos familiares y de pareja, así como al desplazamiento de ciudadanos a consumidores y el vaciamiento de sentido de muchas instituciones.

Control social mediático-consumista en el postmodernismo

Pero en los métodos de control social no se requiere solamente el dominio sobre los cuerpos y los bienes materiales, sino también sobre las subjetividades. Como consecuencia, el control social se vuelve más oculto que en el viejo sistema disciplinario descrito por Foucault y simbolizado en el panóptico vigilante de las cárceles, y se instala mediante la seducción e ideologización del consumo y la manipulación de los deseos y emociones por los medios masivos de comunicación, o sea, el control consumista-mediático logrado mediante la manipulación de los deseos. La libertad queda reducida a la libertad de consumir las mercancías y servicios que la propaganda induce estimulando la dependencia y la exaltación narcisista. Como aumenta la incertidumbre, tanto laboral como afectiva, el futuro ya no se inviste como progreso, lo cual da un tono cultural de predominio del tiempo presente, de un aquí y ahora desvinculado del pasado y con un futuro de inseguridad que dificulta la transmisión generacional de la cultura y la historia a los jóvenes y crea un justificado temor en los mayores carentes de apoyo para el sostén de su vida y salud en la vejez, ya que las instituciones del Estado benefactor han sido despojadas de sentido social y de presupuesto por el neoliberalismo para convertirlas en empresas privadas.

Agresión, narcisismo y poder

La pulsión agresiva y el narcisismo tienen estrecha vinculación con el tema del poder, entendido como fuerza, capacidad, fortaleza que permiten el control o dominio sobre bienes o personas. El concepto de poder es central en el campo de la política y no existe como formulación específica en la teoría psicoanalítica, que asume las establecidas por las ciencias sociales, pero proporciona elementos sobre sus orígenes psicodinámicos. Sin embargo, es un hecho que el ejercicio de poder se da en todos los vínculos y agrupaciones humanas. ¿Por qué es así? ¿Existirá acaso alguna correlación entre el nivel psicológico y el nivel social que lo haga inmanente a la naturaleza humana? Considero que esto es altamente probable y trataré de justificarlo en una breve discusión sobre al respecto.

Socialmente, el poder tiene que ver con la capacidad de control de las fuentes de satisfacción necesarias para otros seres humanos (dinero, territorio, etcétera), y esta situación social se vincula con la característica del bebé humano que consiste en una prolongada dependencia de sus mayores en el largo proceso de crianza, lo cual implica que la satisfacción de las necesidades del niño va a estar determinada por los otros y, como consecuencia, buscará desde temprano –por sobrevivencia– tener un cierto control o dominio sobre esos otros. De esta manera, las distintas etapas del desarrollo psicosexual contendránexpresiones interpersonales de la pulsión agresiva marcadas por distintas modalidades de ejercer ese poder sobre los otros: en la etapa oral, de tipo dependiente y/o posesivo; en la etapa anal, de tipo expulsivo y destructivo, o de distancia afectiva y control; en la etapa fálica, de rivalidad o seducción.

Alguna de estas modalidades será predominante de acuerdo con la estructura caracterológica del sujeto y la implementará en su vida social y afectiva, incluyendo las relaciones de pareja y familia. Será la ambición narcisista desbocada la que marcará la diferencia al buscar satisfacer sus objetivos individuales a costa de lo que sea y pasando por encima de quien sea.

Así como los teóricos de la comunicación han planteado que es imposible no comunicar, que aun quien se queda en silencio está mandando con ello un mensaje, así también, en cuanto al poder, nadie podrá ser ajeno a su ejercicio, cada uno tendrá un monto de poder y una modalidad de ejercerlo, con sus estrategias y tácticas, y la correlación respectiva con quien lo ejerza, incluyendo la pareja y los hijos.

Técnicas capitalistas de poder sobre las subjetividades: de la biopolítica a la psicopolítica

 El concepto de ideología abordado por varios teóricos marxistas permitió gran avance en la comprensión del control de las subjetividades, pero fue Foucault, en su investigación histórica-filosófica, quien insistió sobre su relación con el poder desde el ámbito cultural. Sus teorizaciones se ubicaron inicialmente en espacios de reclusión como las cárceles o los asilos, pero al avanzar la construcción de su obra abordó el tema del poder en poblaciones abiertas a partir de sus conceptos de biopolítica y biopoder sobre las relaciones entre la política y la vida, que permiten establecer, como formas de ejercicio del poder político, prácticas de control disciplinario sobre el cuerpo social que son ejercidas en el ámbito del conocimiento durante el proceso de formación de los individuos para influir en sus subjetividades y hacer del cuerpo una máquina de producción. El poder disciplinario concebido como un poder normativo, negativo, que crea a un sujeto obediente.

La biopolítica es la forma de gobierno de la sociedad disciplinaria que corresponde al período del capitalismo industrial y persiste a la fecha en todos los ámbitos y en especial en los relacionados con trabajadores y obreros.

“En lugar de hacer a los hombres sumisos, intenta hacerlos dependientes.” Este poder amable y seductor no sólo es más poderoso que el poder represivo, sino también menos visible, suele pasar desapercibido al sujeto, que se siente libre. Cuatro elementos son los centrales de este régimen: 1. La explotación de la libertad. 2. La dictadura de la transparencia. 3. El Big Brother amable que se acompaña del Big Data. 4. El capitalismo de la emoción, junto con la ludificación.

Quien continúa y actualiza las reflexiones de Foucault es Byung-Chul Han (Psicopolítica. Neoliberalismo y nuevas técnicas de poder), un filósofo de origen coreano radicado en Alemania, que considera que el control subjetivo y social propio del neoliberalismo recurre más a la positividad de la seducción narcisista que a la negatividad, inhibitoria y no permisiva, del poder disciplinario, propio de la etapa histórica anterior del capitalismo.

Esta nueva forma de ejercicio del poder político es la psicopolítica, que Byung-Chul Han define como la técnica de dominación del capitalismo financiero neoliberal que estabiliza y reproduce el sistema dominante por medio de una programación y control psicológicos, donde “instituye entre los individuos una rivalidad interminable a modo de sana competición, como una motivación excelente. La motivación, el proyecto, la competencia, la optimización y la iniciativa son inherentes a la técnica de dominación psicopolítica del régimen neoliberal”.

A este sistema, más sutil y positivo, que motiva y estimula más que prohibir, lo considera más eficiente y concluye: “En lugar de hacer a los hombres sumisos, intenta hacerlos dependientes.” Este poder amable y seductor no sólo es más poderoso que el poder represivo, sino también menos visible, suele pasar desapercibido al sujeto, que se siente libre. Cuatro elementos son los centrales de este régimen: 1. La explotación de la libertad. 2. La dictadura de la transparencia. 3. El Big Brother amable que se acompaña del Big Data. 4. El capitalismo de la emoción, junto con la ludificación.

La dictadura de la transparencia

El control y la vigilancia de la sociedad disciplinaria tenía su modelo en el panóptico de Bentham, ese dispositivo utilizado en muchas prisiones para ver sin ser visto. Ahora esa vigilancia y control se han vuelto menos visibles y coactivas, y en lugar del Big brother orwelliano aparece el Big Data donde no hay que perseguir la información, ya que la gente espontánea e ingenuamente la ofrece. “Los residentes del panóptico digital… se comunican intensamente y se desnudan por propia voluntad. Participan de forma activa en la construcción del panóptico digital.”

El sistema neoliberal convierte al ciudadano en consumidor y la transparencia logra efectos adicionales al desarticular ampliamente el sentido de la otredad y de la interioridad en aras de lograr una comunicación sin limitaciones, y genera un efecto de conformidad. Además, afecta negativamente a la capacidad de una acción política por la pasividad que induce.

Los datos circulantes en la red también permiten trazar un perfil de intereses individuales y colectivos con capacidad de predicción del comportamiento, susceptibles de ponerse al servicio de la propaganda tanto comercial como política y favorecer el control social.

El capitalismo de la emoción y la ludificación

 Byung-Chul Han contrasta el capitalismo industrial descrito por Weber, que sigue una lógica racional, con el capitalismo neoliberal que explota las emociones tanto para incrementar el consumo como para incrementar la productividad y el rendimiento.

Se utilizan las emociones “para influir en las acciones a este nivel prerreflexivo” en el control psicopolítico del individuo. El juego se aprovecha para funciones semejantes en el mundo de la vida y del trabajo.

El grado de penetración de estas nuevas modalidades de control social, aunque tienden a ser generalizadas, varía de acuerdo con el grado de desarrollo del país, del ámbito en que se trabaje y de la clase social a que se pertenezca.

El sujeto narcisista del rendimiento requiere de ámbitos que lo favorezcan y se da especialmente entre los ejecutivos altos y medios de las grandes compañías nacionales y transnacionales. Ahí se promueve esta ideología de manera formal en los cursos de capacitación y de manera informal en la organización del trabajo, donde tiene un lugar relevante el uso creciente del home office.

Los otros elementos descritos, que se instrumentan mediante los medios masivos de comunicación, influyen en el gran conjunto de la población y el Estado mexicano lo favorece mediante la distribucióngratuita de televisiones y tablets en las capas sociales de bajos recursos, donación que simultáneamente utiliza para comprar votos y estimular adhesiones partidistas

Fuente: http://semanal.jornada.com.mx/2016/12/23/los-rostros-de-la-posmodernidad-la-cultura-narcisista-464.html

Donald y sus libros (no el pato)

15094408_358316631187429_8362656806785398052_nDe acuerdo a la página en Facebook, Fantástico, la imagen que encabeza este comentario, corresponde a la biblioteca de Donald Trump, el candidato ganador de la última elección presidencial en Estados Unidos de América.

Independientemente del lujo de la misma, que es evidente, uno experimenta curiosidad por saber cuáles son los libros que reposan en las estanterías, de la biblioteca, del que será el siguiente presidente de los Estados Unidos de América.

Del presidente saliente, Barack Obama, al menos se tenía la impresión de que es poseedor de una cultura universitaria, rica, amplia. ¿Pero de qué lecturas realizadas por él, nos hablan las expresiones de Donald?

No sorprende saber que, como Enrique Peña Nieto, que reconoció que la Biblia es un libro que ha sido muy influyente en él, Trump ha declarado que “Nadie lee la Biblia más que yo”.

Nuestro actual presidente, al referirse a una de las obras más reproducida en el mundo, dijo que:

“Pues, he leído varios, desde novelas, que me gustaron en lo particular. Difícilmente me acuerdo del título de los libros. La Biblia es uno. La Biblia en algún momento de mi vida y algunos pasajes bíblicos. No me leí toda la Biblia, pero sí algunas partes. Sin duda, en alguna etapa de (mi) vida, fue importante, sobre todo en la adolescencia”, dijo Peña Nieto y añadió: “Leería algo que seguramente mi vocación por la política alentaba este espíritu. ‘La Silla del Águila’, de Krauze [en realidad de Carlos Fuentes] (…) Y hay otro libro de él mismo que quiero recordar el nombre sobre caudillos, (pero) no recuerdo el título exacto”.

¿Aparte de la Biblia, cabe preguntarse, qué libros ha leido Donald Trump y cómo estos libros influirán, a través de él, en los acontecimientos por venir en la vida del mundo?

Al parecer, la veracruzana Salma Hayek tuvo en su momento los arrestos de recomendarle el libro “Historia de los Estados Unidos para tontos”, al entonces candidato Donald Trump, y hasta ofreció prestarle una copia, si tenía problemas para conseguirlo.

Etiquetas de Twitter como Trump Book Report dan cuenta de las críticas que se le hacen, por sus expresiones y la tónica general de su discurso, al próximo mandatario estadounidense.

 

Bibliotecas de semillas para la era Trump

Tras cuarenta años o algo así de “libre comercio” -como eufemísticamente se puede denominar a la invasión de los mercados nacionales de productos manufacturados en el extranjero, en detrimento de las economías locales-, con la victoria del candidato republicano Donald Trump, a la presidencia de los Estados Unidos, podría avecinarse un ciclo de mayores restricciones comerciales, o crearse nuevas barreras -no sólo muros o vallas físicos- que dificulten la importación y/o exportación entre México y ese país, de determinados productos agrícolas.

Por lo anterior, bien cabe pensar en acciones locales, como la creación de bibliotecas o bancos de semillas. Existe una miríada de proyectos semejantes en marcha y todos apuntan a algunos de los siguientes beneficios:

  • las bibliotecas de semillas prestan semillas al público en general, a todo el que esté interesado en cultivar los productos agrícolas de dichas semillas
  • los usuarios de las semillas prestadas, se comprometen a devolver semillas nuevas de la misma variedad agrícola, para conservar la capacidad de préstamo de la biblioteca y de producción hortícola o frutícola de la comunidad
  • se protege, estudia y promueve la biodiversidad  vegetal regional y local
  • se evitan altos costos y riesgos ambientales por la introducción de especies de semillas de “alto rendimiento” de empresas como Monsanto, etc. Tómese como un ejemplo del estado actual del comercio de semillas el siguiente Catálogo de lechugas de Seminis – Monsanto España.
  • fortalecer los lazos de comunicación, convivencia y colaboración entre los habitantes de una región, al hacerlos participar como donadores y guardianes de semillas, para crear y/o enriquecer la colección o biblioteca de éstas, que dará vida al servicio
  • una biblioteca de semillas se puede vincular favorablemente con bibliotecas públicas municipales, escolares y académicas, integrando al mismo tiempo proyectos de documentación sobre el medio ambiente, educación ambiental, horticultura urbana, desarrollo sustentable y agroecología, así como para campañas para una mejor alimentación, intercambio de recetas, cocina tradicional y autóctona, etc
  • las bibliotecas de semillas son indispensables si se desea lograr y mantener, en el mediano y largo plazo, la denominada soberanía alimentaria.

Bibliotecas con “bibliotecas de semillas” como parte de su acervo.

Videos

 

 

Otros proyectos

Documentos

“Cada nueva biblioteca de semillas representa un enfoque nuevo, radicalmente descentralizado, para la seguridad alimentaria.
“Aquéllos a la vanguardia de este movimiento, reconocen la importancia revolucionaria de este trabajo. Nadie está demandando ninguna forma de transparencia ni rendición de cuentas a las grandes empresas de semillas. Cada vez más, la única forma que nos quedará para hacer posible algún tipo de soberanía alimentaria, será guardando nuestras propias semillas y compartiéndolas”.

– Ken Greene, bibliotecario y fundador de la Biblioteca de Semillas del Valle de Hudson, Canadá.

 

 

De zonas muertas

De Transtömer a Dylan

He dejado trascurrir varios días desde la última vez que escribí. Lo hice para cavilar. Cavilé un poco, no puedo cavilar indefinidamente. Escribir, me parece, es pasar también a la acción. Una acción que puede propagarse, extenderse, difundirse a través de la semiósfera, e impactar en algún lugar desconocido y distante, incluso más allá de este mundo, en la conciencia de “alguien”.

Tan sorpresiva la designación de Dylan, como premio Nobel de literatura, me hace pensar en un poeta anteriormente galardonado, Transtömer, uno de cuyos poemas transcribo a continuación:

De marzo del 79’

Cansado de todos los que llegan con palabras, palabras, pero no lenguaje
parto hacia la isla cubierta de nieve.
Lo salvaje no tiene palabras.
¡Las páginas no escritas se ensanchan en todas direcciones!
Me encuentro con huellas de pezuñas de corzo en la nieve.
Lenguaje, pero no palabras.”

Fuente: El cielo a medio hacer. (2010, Nórdica Libros, Traducción de Roberto Mascaró).

Palabras y lenguaje es lo que Dylan nos ha legado y basta leer fragmentos de algunas de sus canciones, como este de Mr. Tambourine Man, huellas que se hunden fácilmente en nuestras almas.

“Luego házme desaparecer
a través de los anillos de humo de mi mente
Bajo las nebulosas ruinas del tiempo,
más allá de las hojas congeladas,
de los embrujados y asustados árboles,
fuera, hasta la ventosa playa.
Lejos del retorcido alcance de la loca tristeza,
Sí, para bailar debajo del cielo de diamante
agitando una mano, libremente.
Perfilado por el mar,
rodeado por las arenas del circo
Con toda la memoria y el destino,
enterrados debajo de las olas.
Déjame olvidarme de hoy hasta mañana”.

O éste de Tocando a las puertas del cielo.

“Mamá, pon mis armas en el suelo.
Ya no puedo dispararlas.
Esa fría nube negra, está bajando.
Siento como si estuviese tocando la puerta del cielo”.

La hiperbanalizacion del yo

En nuestra era el “yo” ha dejado de ser el centro cósmico, ya algo ni siquiera respetable. La medida de todas las cosas se ha vuelto el dinero. El amor-pasión ha sido postergado, con sus ricas metáforas envolventes, que nos hacen saltar hacia espacios metafísicos, y en cambio los egos se desnudan obscenamente, en medio de alguna red social, de pie sobre una pila de billetes.

Tenemos algunos casos muy cercanos, hasta vergozosos, de ex-secretarios, ex-gobernadores, ex-presidentes, y aún el de algunos vigentes.

La danza de los billetes verdes es la cortina detrás de la cual se oculta la guerra, el ecocidio y el fracaso de nuestra especie. Tras esa danza, el imperio nos seduce y nos deslumbra con sus portentos tecnológicos, su banda ancha y sus gigapixeles, realidades “virtuales” que se multiplican a velocidades alucinantes, llenando espacios de almacenamiento que se expanden, como las nubes de Amazon o Windows Azure, hasta prácticamente el infinito.

Aquí, viene a la mente una paráfrasis de la idea de T. S. Elliot:

¿Dónde está el conocimiento que perdimos entre tanta información?
¿Dónde, la sabiduría que perdimos entre tanto conocimiento?

Fetiche selfie

En esta distorsión del self a conveniencia del mercado, la mejor selfie siempre es la última. Al parecer no hay marcha atrás y “lo que se ve no se juzga”, o al contrario, lo que se ve sólo sirve como evidencia para ser juzgado, comprado, adquirido u olvidado, rechazado, ridiculizado.

En el marketing de la personalidad, ya no come más pinole el que traga más saliva, sino el que tiene más seguidores y likes por todos lados.

Los “líderes de opinión” de nuestro tiempo, como advierte Umberto Eco, pueden muy bien ser también imbéciles de los que entronizan o a Trump, o a Clinton, de los que pregonan mantras de cualquier tipo -han dejado de pensar, parece-, aunque el planeta se nos esté desarmando -como la identidad- por todos lados.

“Egoísmo” privatizado

¿Así que todo eso es lo que tú quieres? ¿No será… lo que Otros quieren que Tú “quieras”?

¿De verdad, necesitas tanto? ¿Desde cuándo sientes que no te basta con lo que tienes? ¿Cuántos planetas necesitaríamos para poblarlos de sujetos ávidos de pertenencias pasivas o ávidos de vivencias extremas?

¿Cuántos Atlánticos, cuántos Pacíficos llenaríamos de plástico si nuestro “cielo” es una estampa del mercado?

¿”Compartiremos”… qué ciudades, en 20 años? ¿Habrá espacio para las personas o sólo habrá fosas y autos?

¿Seguimos buscando la máxima ganancia -temporal- aunque al final todos salgamos perdiendo?

(…)

¡Llama a alguien!

Fotografía tomada de: University of Hawaii.

 

La curva del aprendizaje

Prisma Informacional

«Sus armarios vacíos… fueron saqueados por hombres de nuestro tiempo». Paulo Orosio, acerca de la antigua Biblioteca de Alejandría.

Hablar de educación es hablar del futuro de la humanidad, del destino de la misma, de su expansión cualitativa y de sueños y aspiraciones latentes en todos los individuos, fruto de una tendencia evolutiva universal. Al menos, observando el microcosmos y el macrocosmos, así parece.

Ver la entrada original 1.393 palabras más

Dos nuevos proyectos de DI

Diseminación de información es una tarea casi olvidada de las bibliotecas. Eso o diseminación selectiva de información, cuando se atiende una audiencia específica o una comunidad específica de lectores.

A partir de junio hemos iniciado dos nuevos proyectos humildes, sin más recursos que el buen ánimo y la voluntad de no permanecer indiferentes ante lo que ocurre: Colección Sustentable, que ha sido justificado, en su momento, ante una comunidad de pares críticos y Prisma Informacional, un nuevo blog que pretende captar el interés de muchos lectores.

Dada la naturaleza de los ciclos de la información en nuestro tiempo, que dan lugar a la llamada infoxicación -estado de confusión, aburrimiento o hartazgo, de malestar e incluso convertida en parálisis vital, provocada por el exceso de información que recibe una persona-, urge encontrar alternativas, urge pensar en alguna intervención correctora.

Desconectarse, podría ser la solución para volver a ver, para volver a escuchar, para volver a sentir: desconectarse al menos un rato para volver a apreciar la vida.

En las bibliotecas se piensa en formas de intervenir en esta sociedad de la información enferma, que procuren dar información de la mejor calidad, ofreciendo contenidos que se enriquezcan continuamente frente a los acontecimientos, proveer de ideas y reflexiones que rompan la coraza de hielo sobre el alma.

Esta cubierta gélida, inamovible en sus prejuicios, deshumanizante por sus resultados en lo invidual y colectivo, que la modernidad, con su acendrado culto al ego, ha construido dentro de cada individuo, sin embargo, no es inquebrantable.

La modernidad impone por doquier una forma de vida violenta, inconsciente, veloz, excluyente y proclive por ende a todas las formas de adicción posibles: la repetición encanta y el ansia de gratificación inmediata es la puerta abierta en cada individuo a la acción de los distintos cárteles: de las telecomunicaciones, con su oferta aparentemente ilimitada de ancho de banda, de los gadgets tecnológicos, con su oferta, que raya ocasionalmente en lo ridículo, de megapixeles de resolución y gigabytes de memoria, de las drogas farmacoquímicas con efecto duradero, cuasi-orgásmico; los consorcios inmobiliarios y automotrices constructores de los paraísos superiluminados del consumo, las cápsulas todopoderosas desde las cuales contemplar el ecocidio, ambos construidos y/o lanzados en medio de la naturaleza devastada.

Finalmente, los cárteles del comercio deportivo, que ofrecen canales masivos -hechos espectáculo- para la catarsis de toda la violencia introyectada en los hogares, en las escuelas, en los centros de trabajo, en la lucha comercial o empresarial leal y desleal, cuando no de la violencia a secas que se ejerce en contra de cualquier parte del cuerpo social.

inglaterrra-rusia-750x330
Foto de los recientes choques en el contexto de la Eurocopa.  (Fuente: República.com)

Los rabiosos hooligans de la Eurocopa, por ejemplo, celebran, entre golpizas a sus “rivales” o”enemigos”.

¿Qué celebran en realidad?

¿A quién creen haber derrotado?

¿En honor a qué son esos himnos?

¿Cuánto han medido o ponderado las autoridades, que el fútbol les beneficia, gracias a esa válvula de escape de la rabia descargada entre ellos mismos, terapia barata, si las hay, para una población mayormente hundida en el analfabetismo psicológico?

¿Calibrarán que les da margen de maniobra un puñado de golpeados o aplastados tras los “encuentros deportivos”, mientras una cofradía de políticos y millonarios recibe los beneficios de esas políticas inhumanas?

¿El fútbol y los zafarranchos de sus hinchadas hiper-violentas, son la cubierta perfecta para medio tapar los actos gubernamentales de latrocinio y de despojo?

¿Quiénes se benefician de la violencia deportiva?

Llegado este punto, en que el conocimiento ha dejado de tener importancia como paso necesario para ir en pos de la sabiduría, y en que la información y el “conocimiento” se han convertido en medios para la instrumentalización del otro, en beneficio de cierto mercado, debemos recordar que las bibliotecas aún conservan las semillas, los granos de polen, que pueden hacer al hombre humano, sin pretender arrancarlo de lo biológico, sino reunificándolo simbólicamente con el medio ambiente, pues en toda biblioteca duerme, lo que pudiera ser un sueño de siglos, un bosque de hojas hechas páginas, inscritas con la tinta-huella de los pensamientos humanos.

Todas estas rumiaciones nos orillan a plantearnos la tarea cotidiana de escribir para los otros sobre aquellos documentos que parecen imperdibles, infaltables, inevitables, para comprender y proseguir a través del mar confuso de nuestro tiempo.

 

¿Cómo combatir la delincuencia -electoral- organizada?

El Referencista

Tal es nuestra paráfrasis del subtítulo del libro publicado bajo el sello de la editorial Penguin Random House: Vacíos de poder en México (2014). Junto a este volumen, observo la portada con una ampliación de un billete de un dólar, de otro con el título Lavado de dinero y corrupción política: el arte de la delincuencia organizada internacional (2015), prologado por Carlos Castresana. El autor de ambos libros es el mismo especialista, sumamente conocido: Edgardo Buscaglia.

Ambos títulos estarán disponibles -próximamente- en nuestras bibliotecas universitarias, particularmente en el Instituto de Investigaciones Histórico Sociales.

¡Qué buena oportunidad para echar una breve mirada a las noticias de los últimos años, es más, de las últimas horas, para encontrar las conexiones entre el contenido de ambos libros y la realidad -lamentabilísima- que rodea a los mexicanos y, en particular, a los veracruzanos!

El descrédito de las autoridades a diferentes niveles en su lucha “contra” el narcotráfico…

Ver la entrada original 1.920 palabras más

México, país de fosas: Tetelcingo

Gobiernos estatales como el de Morelos, tal vez también el de Guerrero, o el de Veracruz, Tamaulipas, Coahuila -¡por doquier hay fosas!- ya no saben dónde poner tantos cadáveres o pedazos de cadáveres, ya no saben cómo deshacerse de tanto despojo humano, fruto de una salvaje carnicería que -insisten los responsables de la “justicia”- es resultado de “guerras por el territorio”.

Pero es curioso que ese territorio siempre está en medio del pueblo, donde está la gente inerme y sencilla que trabaja, la gente que mueve al país y produce, y no en los territorios cercados y protegidos con casetas de vigilancia, no en los barrios bonitos de la clase alta, sino en las plazas y parques y calles o caminos comunes, donde por necesidad pasamos todos, y donde las “bajas colaterales” de esta “guerra territorial” de los carteles en las narices del gobierno, pueden ser cualquiera.

En Guerrero desaparecieron a 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, aquí en Morelos han exhumado más de 109 cadáveres, incluso niños, muchos enterrados sin el debido proceso legal.

A este respecto, a continuación se reproduce una nota publicada por Proceso.

Hallan cuerpos de tres niños en fosas de Tetelcingo

TETELCINGO, Mor. (apro).- En el día 11 de la exhumación de cuerpos en las fosas clandestinas del gobierno de Graco Ramírez en Tetelcingo, fuentes de los equipos periciales participantes confirmaron el hallazgo de los restos de tres niños, de aproximadamente 6 y 9 años, así como de un probable bebé.

De hecho, Procesofoto confirmó la exhumación de tres cuerpos de tamaño pequeño, que después este reportero confirmó con fuentes de al menos dos equipos periciales que se trataba de menores de edad.

“Es indignante. Son menores, indigna el trato que las autoridades dan a todos los cuerpos, en particular éstos”, dijo uno de los peritos totalmente conmovido. Los cuerpos se encontraron después de que en la primera fosa fueron exhumadas 53 personas hasta el viernes pasado, y de que en la segunda, correspondiente a la zona metropolitana de Cuernavaca, se rescataran 50.

“¿Quién puede pensar en que desaparece un niño o una niña y no lo van a buscar? ¿Cómo es posible que se hayan echado ahí bajo 50 cuerpos de adultos?”, se preguntaba indignado.

Entre los hallazgos se encontraron además otras bolsas con partes de cuerpos que no tenían carpeta de investigación ni número de control del Servicio Médico Forense (Semefo).

Y aunque la Fiscalía negó que esto hubiera ocurrido, el reportero pudo observar desde la distancia una bolsa negra de la fueron extraídas alrededor de 10 bolsas más chicas de plástico color rojo.

Por cada uno de estos “restos humanos”, que no se sabe si corresponden a amputaciones de miembros realizadas en hospitales o que forman parte de otros cuerpos mutilados, la Fiscalía abrió una carpeta de investigación.

De hecho, hasta ahora, según información recabada entre los participantes, han sido más de 40 las carpetas de investigación que se abierto, dado que existen cuerpos rescatados de las fosas clandestinas que carecían de datos o porque el número que tenían asignado simplemente “se dañó” o “se borró” por las condiciones de maltrato de los embalajes.

Este jueves, los trabajos concluyeron a las cinco de la tarde con la exhumación de 15 cuerpos, además de los restos humanos rescatados, para hacer una suma total de 109: 53 de la primera fosa y 56 de la segunda, la cual oficialmente tendría 64 cuerpos.

Se espera que este viernes los equipos periciales concluyan con el trabajo de exhumación total.

También se prevé que mañana al mediodía arribe una comisión de los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, el 26 de septiembre de 2014, quienes acudirán a exigir la identificación de los cuerpos, el castigo a los responsables y solidarizarse con las familias de las víctimas de desaparición en Morelos.

A las 6 de la tarde se aguarda también la presencia de la periodista Carmen Aristegui, quien acude a la presentación del libro El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, donde la acompañarán el poeta Javier Sicilia y el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Jesús Alejandro Vera Jiménez.

La presentación se realizará bajo el árbol de guamúchil que marca el perímetro de seguridad de las fosas clandestinas del gobierno de Graco, en Tetelcingo.

Familiares de desaparecidos rezan en Tetelcingo, Morelos. Foto: Germán Canseco

Solidaridad de profesionistas

Representantes de los colegios de Abogados, Biólogos, Ingenieros Civiles, Ingenieros Industriales, Ingenieros Agrónomos, Contadores y Administradores acudieron a las fosas clandestinas de Tetelcingo a brindar su solidaridad con los familiares de las víctimas y exigir al gobierno que castigue a los responsables de los delitos que se derivan de las fosas, así como a expresar su respaldo a la UAEM.

“Consideramos que es prioritario que las cosas se esclarezcan y que se llegue a las últimas consecuencias, no sabemos si es de este sexenio o del anterior. Deben manejarse las cosas con transparencia y que se castigue a los responsables de todas estas cosas inhumanas”, advirtió el presidente de la Federación de Colegios y Asociaciones de Profesionistas del Estado de Morelos, José Alfredo Salgado Salgado.

Los representantes de los colegios reclamaron al gobierno del estado su insistencia en descalificar el trabajo de la casa de estudios y advirtieron que su labor es defender a las víctimas y no criminalizar a sus defensores.

En su momento, el rector Vera Jiménez criticó a la diputada Hortencia Figueroa Peralta, presidenta de la Junta Política y de Gobierno del Congreso local, quien el miércoles, luego de una visita relámpago a Tetelcingo, se apresuró a deslindar al gobernador Graco Ramírez de toda responsabilidad de las fosas clandestinas.

“Quizás la diputada quiere deslindar al gobernador de los crímenes que se derivan de estas fosas, porque no hay que olvidar que en el municipio que ella gobernaba (Jojutla, 2012-2105) hay otra fosa clandestina como estas. Y vamos a ir por ella. Si se apresura a deslindar a Graco es porque se quiere deslindar ella también. Sus palabras la acusan”, asestó.

El rector condenó los intentos de la Secretaría de Salud de tratar de alarmar a la comunidad de Tetelcingo con el rumor de que la apertura de las fosas puede generar problemas sanitarios entre los miembros de la comunidad.

“Los hacemos responsables de cualquier intento de linchamiento contra miembros de la comunidad universitaria, familiares de víctimas y equipos periciales que participan en la exhumación”, concluyó Vera Jiménez.