La democracia es una forma de vida: Honneth

Revalorización del Magisterio y Mejora Continua de la Educación – Centro Nacional

Centro Nacional para la Revalorización del Magisterio y la Mejora Continua de la Educación

Idiotismo (fragmento)

“EL IDIOTISMO se opone al poder de dominación neoliberal, a la comunicación y vigilancia totales. El idiota no «comunica». Pues se comunica con lo incomunicable. Así se recoge en el silencio. El idiotismo construye espacios libres de silencio, quietud y soledad en los que es posible decir algo que realmente merece ser dicho. Ya en 1995, Deleuze anuncia su Política del silencio. Está dirigida contra la psicopolítica neoliberal que obliga precisamente a la comunicación y a la información:

“La dificultad hoy en día no estriba en expresar libremente nuestra opinión, sino en generar espacios libres de soledad y silencio en los que encontremos algo que decir. Fuerzas represivas ya no nos impiden expresar nuestra opinión. Por el contrario, nos coaccionan a ello. Qué liberación es por una vez no tener que decir nada y poder callar, pues solo entonces tenemos la posibilidad de crear algo singular: algo que realmente vale la pena ser dicho.”

— Byung-Chung Hal. Psicopolítica. Neoliberalismo y nuevas técnicas del poder.

Referencia a Kaniwá en tesis de posgrado y más apuntes sobre alfabetización informacional en la Universidad Veracruzana

En la tesis de la Maestría en Educación Virtual, de la Universidad Veracruzana, se cita una idea de 2012 compartida a través de este blog, lo que nos mueve a pensar que no es tan inútil el esfuerzo modesto que se realiza.

La tesis del Instituto de Investigaciones en Educación, cuyo autor es José Luis Aguilar Trejo, se titula: “Literacidad informacional y literacidad informática de un grupo de profesores de la Facultad de Filosofía de la Universidad Veracruzana“, y fue publicada en el año 2016. Una tesis que incluye testimonios y narrativas de académicos de la carrera de filosofía que ofrecen un material de reflexión importante tanto para los docentes de todas las áreas como para los bibliotecarios, quienes debemos conocer la problemática que se vive en el ámbito de las habilidades para el acceso y uso de la información entre docentes y estudiantes.

Nos compromete este tipo de interacción a ahondar en la problemática específica de nuestra institución, adonde advertimos dos grandes desafíos que se deben afrontar.

Dos parecen ser los retos fundamentales de la academia universitaria en un mundo dominado por las tecnologías de información y comunicación (TICs).

El reto de la pertinencia y relevancia de las profesiones y los profesores

Este reto supone que los docentes poco pueden ofrecer que sea sustancialmente mejor que la plétora de recursos de información y aprendizaje disponibles en forma gratuita y libremente, en la red de redes. Para poder seguir siendo relevantes en la sociedad del conocimiento, los docentes deben asumirse como aprendices de sus profesiones, a la vez que guías y mentores de sus grupos de aprendizaje; deben aprender a crear ambientes, oportunidades y retos de aprendizaje, que sean relevantes, significativos e innovadores, así como también modelar y alentar el pensamiento crítico y creativo en su entorno particular, ante problemas reales, para promover el desarrollo de las habilidades correspondientes en los alumnos.

De modo aún más importante, los docentes deben mirar de manera constante y autocrítica los procesos de enseñanza-aprendizaje que tienen lugar en los diferentes ambientes de aprendizaje que brindan los entornos escolarizados, semi-escolarizados y virtuales. En este punto es de primordial importancia su participación como expertos en su disciplina como conocedores -supuestos- de la producción bibliográfica actualizada del campo. Imposible hablar de avances disciplinares y de aportaciones al estado del arte, sin tomar en cuenta la producción intelectual publicada en cada dominio del conocimiento.

El riesgo de no tomar en cuenta este desafío se traducirá en una reducción paulatina del papel de las bibliotecas físicas y de los recursos de información impresos, bajo la forma de una reducción de recursos para la adquisición de los recursos documentales impresos necesarios para la docencia y la investigación.

El reto de la ética informacional y de la investigación

Este reto supone que los docentes deben promover que el uso que se haga de la oferta informativa, se adhiera a principios elementales de la ética de la investigación y de la ética de la información. Ambas demandan que la información se utilice de manera a la vez responsable y estratégica para la generación de conocimiento e innovación, que permitan impulsar las mejoras y transformaciones técnicas, procedimentales y sociales necesarias, como parte de su compromiso social y el de los futuros profesionistas.

La ética de la investigación incluye los fines de la investigación, el manejo adecuado de las fuentes, el uso legítimo de la información académica, la atribución de las ideas a sus autores, la bióetica, y la ecoética, en función del impacto en la sociedad y en el ambiente, de la investigación científica; también figura la ética transcultural, y para asegurar la visibilidad de los recursos generados, el uso correcto de lenguajes controlados, esquemas de clasificación, el empleo de estilos y gestores bibliográficos. A la ética de la información conciernen los aspectos relacionados con los derechos fundamentales del acceso a la información -que se traducen en el enfoque del acceso abierto (Open Access)-, de la libertad de expresión y de la participación discursiva, racional y argumentada en la vida social, económica y cultural de la nación.

El riesgo de no tomar en cuenta este se desafío se reflejará en una reducción marcada de la calidad de la formación y de los productos intelectuales de los egresados, con la consecuente pérdida de prestigio e impacto de la institución universitaria en su conjunto, índice de empleabilidad, el ranking de universidades nacionales e internacionales, etc.

Los conceptos-umbral (threshold concepts) de la Alfabetización Informacional son, a nuestro juicio, los conceptos de datos, metadatos, investigación, metodología de la investigación, investigación documental, información, conocimiento, lectura, biblioteca, documento, fuente primaria, fuente secundaria, fuente terciaria, necesidad de información, análisis de la información, base de datos, repositorio, acceso abierto, gestión de la información, gestión del conocimiento, lenguajes controlados, tesauro, ética de la información (uso ético y legal, propiedad intelectual, derecho de autor), catálogo, revista arbitrada, revisión por pares, infometría, comunicación académica, comunidades de práctica (y de aprendizaje), pensamiento estratégico, innovación y plagio.

En función de lo anterior, se propone que en todas las experiencias educativas de los programas de licenciatura y posgrado, se incluyan actividades de aprendizaje que incorporen -entre otros- los siguientes enfoques, estrategias y modelos en los que se apoya la alfabetización informacional y mediática, así como el pensamiento crítico y creativo:

a) Ciclo de la Generación del Conocimiento de Nonaka y Takeuchi
b) Normas sobre indicadores sobre acceso y uso de la información en educación superior de ACRL-ALA
c) Fundamentos del derecho de autor y la filosofía del acceso abierto al conocimiento y la información conforme a la legislación vigente
d) Estrategia de los seis sombreros de colores para pensar de Edward de Bono
e) Ética de la información, recuperando la obra de Luciano Floridi
f) Ética, bióetica y ecoética, sobre los límites éticos de la investigación científica
g) Etica transcultural
h) Los elementos del delito de plagio intelectual
i) El conocimiento del conocimiento, la perspectiva compleja del conocer, de Edgar Morin

¿Puede un robot aprobar el examen de ingreso más exigente a una universidad?

Hoy por hoy, lo que aprendemos en esta conferencia es que:

  1. La inteligencia artificial puede aprobar examenes de ingreso a universidades altamente exigentes y ubicarse entre el 20% de los aspirantes con mejores resultados.
  2. La inteligencia artificial puede preparar ensayos de mejor calidad que muchos estudiantes universitarios, aunque es, por definición, “incapaz de comprenderlos” (hablamos de “inteligencia” artificial no de “comprensión artificial”).
  3. ¿Cómo puede la inteligencia artificial obtener mejores resultados que la inmensa mayoría de los seres humanos, sin comprender ni poder leer?
  4. No basta con brindar acceso a los mejores recursos de información, objetos de aprendizaje, etc., a los estudiantes humanos, sino que debemos asegurarnos de que lean bien, es decir que comprendan lo que leen.
  5. Ni las inteligencias artificiales más avanzadas, entrenadas con grandes bancos de ejemplos de oraciones en distintos idiomas, pueden leer.
  6. El porcentaje de personas que pueden leer y que lo hacen suficientemente bien para aprender mejor, es muy bajo.

The Grayzone, periodismo alternativo

Periodismo de investigación desde el año 2015, con una visión alternativa a la de otros medios de comunicación sobre la política exterior estadounidense y especialmente sobre las escaramuzas de este país en los diferentes frentes de guerra que mantiene abierta y subrepticiamente por todo el mundo.

Enfocarse en el futuro: tendencias en bibliotecas