​–No invertir en investigación y educación es un mensaje para la población; se le dice que eso no es importante. Si los gobiernos no consideran a las ciencias y las ingenierías relevantes, la población tampoco lo hará. En cambio, si aquellos cambian su punto de vista e invierten, la percepción de la gente puede cambiar. Si el gobierno quiere invertir, podría, por ejemplo, dar más premios en ciencia y tecnología, con lo que lograría que los jóvenes piensen que un científico puede ser tan importante como una estrella de futbol.

El decaimiento nacional, disfrazado de mágico desarrollo electorero, está más que diagnosticado por las palabras de Jerome Friedman y que se reproducen arriba como las publicó hoy el periódico La Jornada.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2017/04/06/ciencias/a02n1cie

Anuncios