México, país de fosas: Tetelcingo

Gobiernos estatales como el de Morelos, tal vez también el de Guerrero, o el de Veracruz, Tamaulipas, Coahuila -¡por doquier hay fosas!- ya no saben dónde poner tantos cadáveres o pedazos de cadáveres, ya no saben cómo deshacerse de tanto despojo humano, fruto de una salvaje carnicería que -insisten los responsables de la “justicia”- es resultado de “guerras por el territorio”.

Pero es curioso que ese territorio siempre está en medio del pueblo, donde está la gente inerme y sencilla que trabaja, la gente que mueve al país y produce, y no en los territorios cercados y protegidos con casetas de vigilancia, no en los barrios bonitos de la clase alta, sino en las plazas y parques y calles o caminos comunes, donde por necesidad pasamos todos, y donde las “bajas colaterales” de esta “guerra territorial” de los carteles en las narices del gobierno, pueden ser cualquiera.

En Guerrero desaparecieron a 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, aquí en Morelos han exhumado más de 109 cadáveres, incluso niños, muchos enterrados sin el debido proceso legal.

A este respecto, a continuación se reproduce una nota publicada por Proceso.

Hallan cuerpos de tres niños en fosas de Tetelcingo

TETELCINGO, Mor. (apro).- En el día 11 de la exhumación de cuerpos en las fosas clandestinas del gobierno de Graco Ramírez en Tetelcingo, fuentes de los equipos periciales participantes confirmaron el hallazgo de los restos de tres niños, de aproximadamente 6 y 9 años, así como de un probable bebé.

De hecho, Procesofoto confirmó la exhumación de tres cuerpos de tamaño pequeño, que después este reportero confirmó con fuentes de al menos dos equipos periciales que se trataba de menores de edad.

“Es indignante. Son menores, indigna el trato que las autoridades dan a todos los cuerpos, en particular éstos”, dijo uno de los peritos totalmente conmovido. Los cuerpos se encontraron después de que en la primera fosa fueron exhumadas 53 personas hasta el viernes pasado, y de que en la segunda, correspondiente a la zona metropolitana de Cuernavaca, se rescataran 50.

“¿Quién puede pensar en que desaparece un niño o una niña y no lo van a buscar? ¿Cómo es posible que se hayan echado ahí bajo 50 cuerpos de adultos?”, se preguntaba indignado.

Entre los hallazgos se encontraron además otras bolsas con partes de cuerpos que no tenían carpeta de investigación ni número de control del Servicio Médico Forense (Semefo).

Y aunque la Fiscalía negó que esto hubiera ocurrido, el reportero pudo observar desde la distancia una bolsa negra de la fueron extraídas alrededor de 10 bolsas más chicas de plástico color rojo.

Por cada uno de estos “restos humanos”, que no se sabe si corresponden a amputaciones de miembros realizadas en hospitales o que forman parte de otros cuerpos mutilados, la Fiscalía abrió una carpeta de investigación.

De hecho, hasta ahora, según información recabada entre los participantes, han sido más de 40 las carpetas de investigación que se abierto, dado que existen cuerpos rescatados de las fosas clandestinas que carecían de datos o porque el número que tenían asignado simplemente “se dañó” o “se borró” por las condiciones de maltrato de los embalajes.

Este jueves, los trabajos concluyeron a las cinco de la tarde con la exhumación de 15 cuerpos, además de los restos humanos rescatados, para hacer una suma total de 109: 53 de la primera fosa y 56 de la segunda, la cual oficialmente tendría 64 cuerpos.

Se espera que este viernes los equipos periciales concluyan con el trabajo de exhumación total.

También se prevé que mañana al mediodía arribe una comisión de los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, el 26 de septiembre de 2014, quienes acudirán a exigir la identificación de los cuerpos, el castigo a los responsables y solidarizarse con las familias de las víctimas de desaparición en Morelos.

A las 6 de la tarde se aguarda también la presencia de la periodista Carmen Aristegui, quien acude a la presentación del libro El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, donde la acompañarán el poeta Javier Sicilia y el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Jesús Alejandro Vera Jiménez.

La presentación se realizará bajo el árbol de guamúchil que marca el perímetro de seguridad de las fosas clandestinas del gobierno de Graco, en Tetelcingo.

Familiares de desaparecidos rezan en Tetelcingo, Morelos. Foto: Germán Canseco

Solidaridad de profesionistas

Representantes de los colegios de Abogados, Biólogos, Ingenieros Civiles, Ingenieros Industriales, Ingenieros Agrónomos, Contadores y Administradores acudieron a las fosas clandestinas de Tetelcingo a brindar su solidaridad con los familiares de las víctimas y exigir al gobierno que castigue a los responsables de los delitos que se derivan de las fosas, así como a expresar su respaldo a la UAEM.

“Consideramos que es prioritario que las cosas se esclarezcan y que se llegue a las últimas consecuencias, no sabemos si es de este sexenio o del anterior. Deben manejarse las cosas con transparencia y que se castigue a los responsables de todas estas cosas inhumanas”, advirtió el presidente de la Federación de Colegios y Asociaciones de Profesionistas del Estado de Morelos, José Alfredo Salgado Salgado.

Los representantes de los colegios reclamaron al gobierno del estado su insistencia en descalificar el trabajo de la casa de estudios y advirtieron que su labor es defender a las víctimas y no criminalizar a sus defensores.

En su momento, el rector Vera Jiménez criticó a la diputada Hortencia Figueroa Peralta, presidenta de la Junta Política y de Gobierno del Congreso local, quien el miércoles, luego de una visita relámpago a Tetelcingo, se apresuró a deslindar al gobernador Graco Ramírez de toda responsabilidad de las fosas clandestinas.

“Quizás la diputada quiere deslindar al gobernador de los crímenes que se derivan de estas fosas, porque no hay que olvidar que en el municipio que ella gobernaba (Jojutla, 2012-2105) hay otra fosa clandestina como estas. Y vamos a ir por ella. Si se apresura a deslindar a Graco es porque se quiere deslindar ella también. Sus palabras la acusan”, asestó.

El rector condenó los intentos de la Secretaría de Salud de tratar de alarmar a la comunidad de Tetelcingo con el rumor de que la apertura de las fosas puede generar problemas sanitarios entre los miembros de la comunidad.

“Los hacemos responsables de cualquier intento de linchamiento contra miembros de la comunidad universitaria, familiares de víctimas y equipos periciales que participan en la exhumación”, concluyó Vera Jiménez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s