El Referencista

Cuando un usuario llega a la biblioteca, encuentra los libros organizados en la estantería. No sabe, sin embargo, el largo recorrido que tiene que realizar cada uno de esos libros para llegar a su lugar entre otros libros, en cada anaquel de la biblioteca.

El libro se solicita a una casa editorial o librería, el libro viaja en mensajería o paquetería, es recibido por manos que lo identifican, lo folian, lo describen, lo registran en un catálogo bibliográfico, lo etiquetan, y luego lo trasladan hacia ese lugar donde el usuario lo encuentra.

Cuando un usuario solicita un libro, se genera una estadística de servicio, y esas cifras son consideradas en forma global por las autoridades universitarias, para asegurarse de que los usuarios están usando los recursos capitales para su formación.

Casi todos estos procesos se pueden ver representados en el siguiente video publicado por la Biblioteca Británica.

Ver la entrada original