¿Cómo resolver los problemas del tráfico urbano?

Todos los días se pierden vidas, infraestructura, vehículos, combustible, tiempo y salud mental, por los congestionamientos de tráfico, en gran parte de las ciudades del mundo.

Conforme aumentó la población urbana y semi-urbana a costa del abandono de las zonas rurales en el mundo, también se incrementó la necesidad de servicios públicos, como agua, electricidad, drenaje y transporte, urbanización. México es un país gravemente deficitario en todos estos rubros.

A medida que la corrupción y la ignorancia, aunadas a la falta de planeación y ordenamientos, claros para todos, sobre cómo deben crecer las ciudades, y al intenso despliegue de los intereses de la industria automotriz, y la mercadotecnia descarnada del transporte privado que presenta en calles vacías poderosos vehículos que avanzan sin obstáculo (el Reino del Automóvil), se impulsó un crecimiento anárquico de las ciudades y los parques vehiculares, de modo que hoy en día todos padecemos los riesgos y las inconveniencias de una movilidad desastrosa en horas pico -e incluso, no pico-, lo mismo en grandes ciudades del primer mundo como en metrópolis super-pobladas de países emergentes.

En el primer caso, ya se atienden los problemas de saturación de tráfico mediante el uso de tecnologías de información, redes y sistemas inteligentes acoplados a los vehículos, públicos y privados.

La movilidad es apenas un aspecto de la crisis del tráfico, pues se le aúnan los altos costos de los energéticos -México es proporcionalmente uno de los países donde la gasolina es más cara, si se le compara con los ingresos de la población-, pues pesan, y mucho, los aspectos medioambientales, de la huella de carbono, de la emisión de sustancias tóxicas, el envejecimiento y deterioro del parque vehicular y acerca del uso del espacio público, donde se marginan los derechos de los ciudadanos sin automóvil.

Algunos elementos de la crisis del transporte que se viven regularmente en ciudades medias, como Xalapa, la capital del estado de Veracruz son:

1) Alto riesgo de accidentes, daños a terceros, pérdida de vidas humanas, derrame de sustancias tóxicas o peligrosas, atropellamientos, pérdida de miembros, lesiones, etc.

2) Sobrepoblación de taxis, congestionamiento vehicular por accidentes constantes

3) Pésimas condiciones y servicio deficiente del transporte colectivo urbano e interurbano

4) Inseguridad latente dentro de las unidades de transporte colectivo -robo, acoso, etc.

5) Embotellamientos en horas pico que alargan los tiempos de traslado, aún en distancias cortas

6) Consumo innecesario de combustible por kilómetro recorrido

7) Demoras excesivas en el transporte colectivo

8) Alto costo de la movilidad particular, por la elevación del precio de los combustibles

9) Desconocimiento de rutas alternativas, o mal estado de las mismas, para evitar vías principales

10) Nula o inexistente educación vial básica para conductores y peatones

11) Burocratismo e ineficiencia para trámites elementales como expedición de licencia de conducir (filas de 2 o 3 horas, en temporada alta, con dos o tres días invertidos para dicho trámite)

12) Insuficiencia de los lugares de estacionamiento, invasión de banquetas para peatones, centralización de los servicios en áreas con pésima comunicación, privilegio de estacionamiento solo en plazas comerciales, abuso en el cobro de estacionamiento en las mismas

13) Violencia no verbal y agresividad constante de otros conductores, principalmente taxistas

14) Dada la lentitud de muchas rutas viales, algunos conductores exceden los límites de velocidad cuando encuentran rutas libres, para “recuperar tiempo”

15) Arbitrariedad de las autoridades de tránsito y proliferación de ocasiones para el soborno y la extorsión

16) Interrupción del tráfico o desvío del mismo en arterias principales por actos de protesta dada la impopularidad o efectos negativos de políticas públicas o presuntos crímenes de estado -caso Ayotzinapa en Guerrero, que ha causado movilizaciones durante la última parte del año 2014

La lista podría extenderse, pero para no exagerar, quedémonos con esos dieciséis puntos de reflexión para todos, para atenderlos y resolverlos en el ámbito de nuestras posibilidades.

Con la intención de dar a conocer progresivamente algunos documentos, proyectos o planes importantes relativos a la movilidad, la equidad y la sustentabilidad, en este 2015, dejamos abierto este tema en Kaniwá para las observaciones y comentarios de los interesados.

Para ir atisbando algunas posibilidades y soluciones, los dejamos con dos enlaces, uno relativo al Plan de Movilidad en Singapur y otro sobre la visión del Departamento de Transporte de los Estados Unidos de América sobre Vehículos Conectados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s