Para que nunca vuelva a ocurrir Ayotzinapa o Casa Blanca

1. Eliminar la desigualdad económica entre centro y periferia, norte y sur, campo y ciudad en todo el país. Proteger y usar racionalmente todos los recursos naturales de la nación. Reformar los regímenes fiscales para que no haya exenciones ni privilegios para las grandes empresas. Destinar todos los impuestos a reconstruir el tejido económico, social y cultural de nuestro país.

2. Eliminar toda la corrupción estructural, comenzando por el Ejecutivo y hacia abajo. Eliminar todo tipo de privilegios para la clase política: que los jueces, diputados, senadores y secretarios de estado obtengan ingresos comparables a los de las clases populares del país. Que los puestos de representación popular sean honoríficos sin prebendas ni privilegios de ningún tipo. Que los representantes populares demuestren que son personas que han trabajado toda su vida y que ocupan los puestos de representación como un anhelo legítimo de servicio a revisión permanente. Desaparecer las pensiones de los expresidentes y los seguros de sus familias, canalizar todos esos recursos despilfarrados hacia la educación, la ciencia y la tecnología.

3. Aplicar los protocolos de Palermo, identificar, desmantelar e imposibilitar todo el funcionamiento de las redes financieras del crimen organizado y de influencias políticas en todos los niveles de gobierno que evitan se afecten intereses de las bandas delincuenciales.

4. Democratizar internamente y en su relación con la sociedad, todas las instituciones públicas y privadas. Poner en orden el mundo del trabajo, eliminar la explotación de campesinos, obreros y trabajadores manuales e intelectuales en todas las esferas de la nación. Garantizar que todos los jóvenes que ingresen al bachillerato y a la universidad puedan obtener salarios dignos para mantenerse ellos y sus familias al concluir exitosamente sus estudios. Asegurar la existencia de salidas laterales al mercado de los servicios para quienes no tengan interés o capacidad para realizar estudios superiores. Dignificar todas las formas de trabajo honesto y legítimo. Alentar todas las manifestaciones artísticas que nutran necesidades de tipo intelectual, ético y moral en todos los mexicanos.

5. Desmilitarizar el país. Despistolizar todos los municipios. Establecer mecanismos transparentes para la operación de la justicia y a la aplicación de las leyes. Devolver a los militares y marinos a sus cuarteles, instruirlos y dotarlos de una visión verdaderamente patriótica de defensa de nuestro mar territorial y sus fronteras. No permitir nunca jamás que sean guardianes de narcotraficantes o de funcionarios corruptos, ni perseguidores de estudiantes, maestros, obreros y campesinos. Reenaltecer el trabajo de las milicias del país y prepararlas con el mejor equipo para que intervengan en apoyo del pueblo de México en caso de desastres. Elevar a rango constitucional el derecho a un ambiente limpio, sano, libre de violencia y con pleno acceso a los bienes de la cultura universal.

6. Aislar y destruir a todas las mafias existentes con toda la fuerza del estado y en operaciones bien dotadas de inteligencia, hacer operaciones neurálgicas, sin causar daños colaterales a la sociedad. Desmanteler hasta sus raíces los negocios de giros negros: bares, casinos, prostíbulos, y todas aquellas formas de piratería, tráfico de personas, tráfico de armas, etcétera que dotan y nutren de recursos a las bandas criminales. Desmantelar las redes de narcotráfico infiltradas en dependencias públicas, universidades, escuelas, televisoras, para detener la función corruptora de las mismas.

7. Incentivar la investigación, el desarrollo y la innovación científicas y tecnológicas. Reorientar el desarrollo nacional enarbolando como principal bandera la Ciencia al servicio de la Patria, como lo concibió en su momento Justo Sierra.

8. Elevar el nivel educativo nacional, alfabetizar a toda la población analfabeta, multiplicar las expresiones culturales, las bibliotecas, museos, centros comunitarios de artes, ciencias y tecnología. Duplicar el gasto del PIB en educación, redignificar la figura de todos los maestros de México, becar a todos los estudiantes con el dinero de la propaganda de la Presidencia y los Gobernadores. Mandar tantas generaciones de estudiantes mexicanos como se pueda a los principales polos de desarrollo económico del mundo y repatriarlos para que lo aprendido en aquellas tierras sea aplicado en el contexto de la nación mexicana. Repatriar a todos los científicos que aún amen a su patria, pero que la abandonaron por temor, desaliento o las trabas que aquí se les impusieron.

9. Mejorar la economía familiar y moderar las ganancias de los grupos económicos, principalmente la banca y las financieras, los medios masivos, moderar las tasas de interés de usura y fomentar el crédito orientado a la producción agricola, ganadera y manufacturera. Crear una Bolsa Social, adonde la gente pueda invertir a sabiendas de que el gobierno impulsa acciones productivas con base científica y tecnológica nacional, al margen de los vaivénes económicos mundiales o internacionales.

10. Nacionalizar y poner bajo una conducción democrática y científica, que deje a un lado intereses particulares y de grupo y ponga por encima siempre el interés de la nación, el pueblo de México, todos los sectores estratégicos de la economía nacional: medios, telecomunicaciones, ferrocarriles, aeropuertos, puertos, carreteras, minas, petróleo, gas, electricidad, industria pesada, turismo, industria ligera, sector de servicios, educación, ciencia y tecnología. Hacer de México un país cuya industria se mueva con energía solar. Crear una industria nacional automotriz de autos eléctricos. Rescatar y recuperar los ecosistemas dañados y alentar una nación ambientalista, reforestadora, recicladora, en una convivencialidad armönica entre los seres humanos y el resto de la naturaleza. Hacer de México un destino cultural y ecoturistico mundial, que las naciones desarrolladas vean en nuestro país realizados las aspiraciones más altas de sus sociedades en un marco de valores humanos y espirituales, alejado del individualismo y el egoísmo exacerbado que se vive en otros lugares del mundo.

11. Garantizar la legalidad absoluta de los procesos electorales, fomentar la creación de partidos regionales, impedir la patrimonialización de sindicatos y partidos, democratizar la vida interna de todos los sindicatos y gremios profesionales y laborales, impedir por todos los medios la compra-venta de votos, eliminar todos los conflictos de interés de candidatos con empresas o poderes fácticos, como televisoras, asegurando que los curriculos de los candidatos a puestos de elección popular y a puestos con funciones claves, sean personas probas, trabajadoras, con hojas de vida que demuestren su interés por el avance de la sociedad, sin historiales delictivos o ligados a personas o grupos con actuar delictivo; garantizar la pluralidad de pensamiento y manifestación en los medios masivos, el derecho de réplica, fomentar la educación crítica y democrática participativa desde las escuelas de enseñanza básica hasta las universidades y politécnicos. Frenar la manipulación ideológica proveniente de cualquier grupo de interés económico o político o religioso particular. Alentar la diversidad y la pluralidad de pensamientos y creencias a lo largo y ancho del país. Retirar todo tipo de privilegios fiscales y propiedades a la iglesia católica y a otros cultos de otras denominaciones: ponerlos al servicio de las comunidades como escuelas, bibliotecas, archivos y museos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s