Particle fever (2014), un documental imperdible, realmente imprescindible

Entre el material de reciente incorporación a Netflix está este documental, Particle Fever, interesantísimo acerca de los experimentos con altas energías, “rompiendo cosas” -en este caso haciendo chocar entre sí partículas subatómicas a velocidades cercanas a la de la luz- en busca del Bosón de Higgs y “otras partículas”, que configurarían a la “nueva física” decántandola bien hacia la teoría caótica del multiverso o hacia una elegante y alucinante teoría de la supersimetría.

Sorprende conocer y sobre todo ver el enorme esfuerzo en términos de inversión, de talento y de tiempo dedicado a diseñar, construir y hacer funcionar el Gran Colisionador de Hadrones (LHC), el “instrumento científico” internacional más costoso de la historia, donde es posible realizar experimentos en los confines más estrechos del microscosmos, en condiciones que nos conectan con los instantes siguientes al Big Bang -o Gran Explosión- que, de acuerdo con las teorías cosmológicas modernas, formó este universo y ha desembocado entre muchas otras cosas, a este momento en que usted lee estos breves y sencillos párrafos.

Es muy emotivo escuchar a los científicos que viven en Ginebra, en el CERN, hablar de su trabajo, y al propio Peter Higgs (Premio Nobel de Física, 2013, junto con Francois Englert), sumamente modesto. Es grato conocer a través del documental a quienes han hecho posible uno de los experimentos cruciales de la ciencia de todos los tiempos, experimentos que, ampliados y mejorados, continuarán todavía por años en el porvenir, y sobre los cuales deberíamos estar muy atentos, pues como lo señalan en el propio documental, tal vez no brinden un beneficio económico inmediato, pero podrían ayudar a entenderlo todo.

En 2013, tras recibir el Premio Nobel, mediante un comunicado del cual dio cuenta el diario El Mundo, de España, Peter Higgs expresó lo siguiente:

“Estoy abrumado por recibir este premio y le agradezco a la Real Academia Sueca. Quiero felicitar también a todos los que contribuyeron al descubrimiento de esta nueva partícula y agradecer a mi familia, amigos y colegas por su respaldo. Espero que este reconocimiento a la ciencia básica ayude a aumentar la conciencia del valor de la investigación imaginativa”.

Viendo a los físicos teóricos llenar de tiza sus sencillos pizarrones y emborronar papeles con modelos y ecuaciones usando únicamente su mente, sus manos y un lápiz, hace comprender en su justa dimensión la noción de “investigación imaginativa”.

Es un documento imperdible, imprescindible que permite asomarse al estado actual de la ciencia, la tecnología… y el arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s