Apple Watch encarna la idea de Apple sobre la relación del usuario con el tiempo

Hoy, 9 de septiembre de 2014, Apple Inc., presentó sus dos nuevos modelos de teléfono inteligente -iPhone- denominados 6 y 6 Plus. Ambos superan las dimensiones de todos los teléfonos anteriores de la marca. Adicionalmente, introdujo el Apple Watch, su interpretación de los relojes inteligentes.

Aunque, en sí, los relojes inteligentes no son una novedad, puesto que se comercializan diversos modelos que han sido introducidos por algunos fabricantes -Samsung, Sony, etc.- la versión de Apple incorpora un cúmulo de servicios que los otros modelos no ofrecen.

Por supuesto, el Apple Watch asegura un control y registro preciso del tiempo, pero además, la monitorización de variables fisiológicas como el ritmo cardíaco, el consumo de calorías y en general la cantidad de movimiento que realizan los usuarios.

Este reloj inteligente, asociado a los modelos de iPhone más recientes de la marca, permite atender  -sin tocar el teléfono- mensajes y llamadas, establecer contacto con otros usuarios de telefonía celular y de manera novedosa con quienes cuenten con dispositivos equivalentes, así como navegar por mapas, interactuar con contenidos como fotografías y música y hacer pagos en un número interesante de establecimientos comerciales, sin necesidad de la manipulación de tarjetas de crédito, a esta  gama de prestaciones combinada no se le acerca ningún reloj inteligente hasta ahora. Las aplicaciones del Apple Watch tenderán a multiplicarse en la medida en que éste ingrese, en los números que se predicen -decenas de millones de relojes-, al mercado.

El Apple Watch, como se conoce a este producto, es la incursión definitiva de Apple en el mundo de la moda, de la relojería y de la joyería, donde se combinan la ciencia, la tecnología, el diseño y el arte, un campo en el que siempre estuvo interesado el fundador de la empresa, Steve Jobs.

Como anécdota asociada al interés de Steve Jobs por la calidad de los productos de Apple, alguno de sus biógrafos rescata la consigna que recibió de su padre, de que la parte trasera interna de un mueble debía tener también el mejor acabado de carpintería, como el del frente, aunque estuviera lejos de la vista de las personas.

Al recordar esa anécdota, no dejo de subrayar el gusto por el detalle que se aprecia en el diseño de la parte posterior del Apple Watch, donde están los sensores que le permitirán a las personas conducir con ayuda del sistema GPS del teléfono, sin ver la pantalla de aquél, recibir “toques” a distancia de sus contactos favoritos y almacenar el registro de la actividad metabólica a lo largo del día.

Hoy es un gran día para Apple, sin duda alguna.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s