Como tema de búsqueda en Google, el gato Morris rebasa por mucho al resto de los candidatos ¿democracia fallida o farsa electoral?

¿Qué nombres de candidatos políticos son los que más le “suenan” para las elecciones venideras? Independientemente del derroche de dinero en parafernalia electoral, espectaculares, lonas, papel para envolver tortillas, adhesivos en coches y grandes adhesivos en autotransportes urbanos… ¿qué candidatos son los que han generado mayor interés entre la población veracruzana, donde destacan jóvenes profesionistas, empresarios, burócratas, comerciantes y estudiantes universitarios, que son los que cuentan con acceso a nuevas tecnologías de información y, supuestamente, están mejor informados que el resto…?

¿Será alguno con apellidos de largo abolengo y tradición, especialmente en la capital de Veracruz, digamos ChedrauiDauzón o Ahued? ¿Qué tal uno que lleve apellidos con un largo pasado en la escena política regional y local, como Zúñiga? De todos ellos, los periódicos publican andanadas de notas…

Pero, mejor veamos qué dice Google Trends, el sistema de análisis estadísticos de las búsquedas realizadas en Google, por usuarios desde todo el mundo:

gtrends4

Siguiendo ésta liga puede ver en tiempo real el análisis que realiza Google Trends por los términos de búsquedas: Gato Morris, Dulce Dauzón, David Velasco Chedraui, Américo Zúñiga y Ricardo Ahued.

¿Qué ocurrirá con los nombres de candidatos digamos menos publicitados y, presumiblemente, conocidos?

¿Qué pasa si quitamos al Gato Morris y comparamos a otros candidatos?

Probamos. Y de plano, Google Trends, al buscar por David Velasco Chedraui, Marcos Salas, Américo Zúñiga y Edith Rodríguez, ni siquiera genera una gráfica.

gtrends5

Para que genere una gráfica hay que agregar al Gato Morris. Eso se debe a que sólo esas palabras han generado un volumen suficiente de búsquedas… entonces, se ve así:

gtrends6

Que Google Trends permite visualizar de manera general el interés que los internautas muestran por ciertos temas, resulta patente cuando hacemos una comparativa entre conceptos de interés entre usuarios jóvenes, digamos términos como GTA -el videojuego- o XBOX -la consola de videojuegos-, junto con las búsquedas de un personaje, digamos “famoso”… -digamos, Chicharito…-, y el término que más búsquedas recibe en Google a nivel mundial y en México: porno. Si agregamos al conjunto Gato Morris, vemos que éste no alcanza suficientes búsquedas para que Google Trends se tome, siquiera, la molestia de graficarlo.

Veamos:

gtrends3

Con lo que queda claro que, al menos para los internautas veracruzanos, el Gato Morris resulta más interesante que todos los demás candidatos reunidos, pero en el contexto cultural mexicano, ni siquiera el gato Morris es tan “famoso” o genera tanto interés para los internautas, como Chicharito, GTA o XBOX.

Búsqueda en Google Trends para comparar los niveles de interés por los términos: GTA, XBOX, porno, Chicharito y Gato Morris.

Viendo tan dramáticos resultados, uno se cuestiona si tiene realmente algún sentido todo el dispendio electoral de los partidos políticos. Parece que se gastan millones y millones de pesos para crear la sensación de que México vive una democracia, es decir bajo un gobierno del pueblo y para al pueblo. Pero todos los días vemos que ese espejismo se difumina un poco más, otro poco más, y a veces, como en este caso, analizando los flujos de información en la Internet mundial, se esfuma drásticamente para siempre.

Tal vez alguien diga que esos son los resultados porque la gente conoce muy bien a todos los candidatos, los partidos y sus propuestas, y por lo tanto no tiene interés en saber más, ni buscar información, sobre esas interesantes, benéficas y progresivas propuestas en caso de ganar la elección. El Gato Morris surge como competidor político con una connotación preocupante, pues sabemos que en el contexto regional “gato” es una forma peyorativa de decir sirviente o subordinado, pero además, es un depredador, un animal carnívoro, que caza ratas y ratones y que ronronea… Ese ronroneo mediático captó la atención de muchos veracruzanos, lamentablemente es solamente un “gatito” y la clase política opera como un león.

¿Es usted uno de los interesados en el fenómeno Gato Morris, y por ende, piensa anular su voto votando por un animal, en lugar de votar por algún empresario o empresaria de renombre, por algún hijo de político, o incluso en lugar de votar por algún profesionista? El IEV tiene que revisar a fondo qué está pasando. La SEV. Los empresarios, los profesionistas, los estudiantes. Todos. Pues si genera más interés un animal que cualquier político local, entonces, paisano, estamos realmente muy mal.

Realmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s