El mundo antes y después de Fukushima

El riesgo de que ocurra en las horas o días siguientes el peor escenario posible, tras el terremoto y tsunami en Japón: una fuga masiva de radiaciones, desde los reactores de la planta nuclear en Fukushima, demandará la atención de todos los medios de comunicación y las redes sociales, desplazando a segundo término asuntos como la estanflación económica global, o la ebullición social y política en el norte de África y el mundo árabe, así como otros muchos asuntos de interés nacional o regional.

Aquí, se está pasando del temor a la sospecha de que la información dada a conocer hasta este momento no refleja realmente lo que ocurre en Fukushima.

A nadie debe consolar el pensar que, de escaparse, las radiciones de Fukushima puedan ser llevadas por el viento mayormente hacia el Océano Pacífico. Sabemos, pues ciencias como la ecología y la oceanografía nos lo recuerdan a cada paso, que todo el orbe está interconectado y que, previsiblemente, la rotación de la Tierra arrastrará dichas radiaciones hacia zonas lejanas del sitio del desastre. Seguramente la costa del Pacífico del continente americano podría recibir fracciones de esa radiación, pero otras regiones del planeta aparentemente a salvo, podrían no librarse de recibir su parte del baño radiactivo.
Preocupa tanto la cantidad de radiación que se llegue a liberar, como la permanencia de dichas radiaciones en el medio ambiente y los posibles efectos sobre el agua, el aire, el suelo y en las especies marinas, tanto de plantas como de animales, así como su efecto en los seres humanos.
Aunque se ha calificado el accidente en la central nuclear japonesa como de Nivel 4, en una escala de 7 -adonde 7 es una tragedia como la de Chernobyl-, la humanidad entera tiene ahora motivos de sobra para estar más atenta y preocupada por lo que ocurre en el extremo del continente asiático.
Por otra parte, no deben perderse de vista los efectos geopolíticos que puede tener la inesperada y urgente demanda energética en Japón, lo que Gorka Larrabeiti llama “tsunami energético global”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s