El terremoto de 8,9 causó una ruptura en la corteza terrestre de 240 kilómetros de largo y de 80 kms de ancho, según el Servicio Geológico de EE UU. A pesar del miedo y la devastación de sus costas, puede verse a través de esta prueba, que Japón le ha dado una lección inmensa a todo el mundo.

Anuncios