Las bibliotecas de todo tipo van tomando en cuenta cada día más el “mapa” de la Web 2.0, que ha venido expandiéndose desde hace ya una década. La forma de hacerlo es a través de la creación y mantenimiento de nuevos servicios más cerca de los usuarios, conversando de manera atenta y servicial con los mismos.

La Fundación Orange nos ofrece un mapa visual de la Web 2.0 que no tiene desperdicio.

Anuncios